Blog

Causas y síntomas de las lesiones de la columna

La médula espinal, que pasa a través del cuello y la espalda, contiene los nervios que transportan mensajes entre el cerebro y el cuerpo.

Una lesión de la médula espinal es muy grave porque puede causar pérdida del movimiento (parálisis) por debajo del sitio de la lesión.

Una lesión traumática de la médula espinal se produce cuando hay un golpe fuerte a la columna vertebral que daña la médula espinal, las vértebras o el tejido que la rodean, lo que puede comprimir la médula.

Este tipo de lesión puede ser la consecuencia de:

  • un accidente de automóvil.
  • una lesión deportiva.
  • una caída o de una agresión (como un disparo o una herida de cuchillo).
  • también puede estar provocada por una enfermedad, como la artritis o la poliomielitis
  • Otros factores de riesgo, como la osteoporosis o el envejecimiento, pueden debilitar la columna vertebral, y esto lo hará más propenso a las lesiones de la médula espinal. La espina bífida (“espina hendida”) es un defecto de nacimiento que puede actuar como una lesión de la médula espinal.

Los síntomas de una lesión de la médula espinal pueden incluir:

  • Cabeza que está en una posición inusual.
  • Entumecimiento u hormigueo que se propaga brazo o pierna abajo.
  • Debilidad
  • Dificultad para caminar.
  • Parálisis (pérdida del movimiento) de brazos y piernas.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Shock (piel fría y húmeda, uñas y labios azulados, apariencia aturdida o semiinconsciente).
  • Pérdida de la lucidez mental (pérdida del conocimiento).
  • Rigidez o dolor en el cuello, dolor de cabeza.

Si siente molestias en su espalda, hágase una resonancia de Columna en Diagnos.  Para más información, contáctenos aquí.

Fuentes: FamilyDoctor.org, MedlinePlus

 

 

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website